Visitamos la Vinatería gijonesa El Quinto en la calle Manuel Llaneza porque nos habían contado media docena de batallas muy buenas sobre el sitio y su cocinero Mariano Mier.

Entramos por la puerta tan muertos de sed que mientras nos sentamos y no aprovechamos para tomar unos vinazos y pedir el afamado Gua Bao ganador del premio Madrid Fusión. Hay que reconocer que estaba bueno.

Ya en la mesa nos decidimos por probar dos de sus menús, el Wanderlust y el Sabores del mundo.

La cosa ya no empezó bien cuando la camarera nos dijo que del Wanderlust no tenían las costillas de gochu asturcelta y que nos lo cambiarían por unos tacos de solomillo al wok.

Primero ceviche de pulpo y camarones. Bien sin más, muy refrescante y todo eso que se le presupone a un ceviche, pero ojo, sin un solo camarón. Nadie nos avisó de que no los tenían o de que el plato venia sin ellos. A lo mejor era quisquilla muy pequeña y por eso no los identificamos.
El primero acompañado de un vino Mis dos Estrellas, un blanco semi-dulce de Huelva que nada tenía que ver con el espumoso del que hablaban en la carta. Otro chasco, van dos.

IMG_20170807_225520

De segundo tataki de atún rojo, de lo mejor de la cena, maridado con un vino blanco Oroya.
– ¿Qué vino nos han puesto? – Oroya.
La verdad es que hubiéramos bebido unas cuantas copas más. Aquí no nos queda nada más que asentir con la cabeza mirando los unos a los otros pensando “Tranquilos chicos, que a partir de la rima seguro que mejora”. Pues no.

El último plato era el Wok de solomillo con verduras que rozaba el aprobado. También la puntuación está un poco supeditada a que íbamos con la ilusión de cepillarnos las costillas. Este plato lo zampamos acompañado del un vino de denominación de origen Toro, Fariña, que si bien está aceptable no es nada que sorprenda.

IMG_20170807_232841

El postre unas Gyozas de manzana con helado de té verde. ¿Té verde? Pues no les quedaba tampoco, y finalmente quedó en mandarina. Otro chasco, van tres.

IMG_20170807_235236

El otro menú Sabores del mundo, ofrece la posibilidad de probar gran parte de la carta, que una vez pensando detenidamente no trae nada de flipar mucho, gyozas de verduras, croquetas de cangrejo, Gua bao, Okonomiyaki, rollitos, samosas y langostinos thai. Todo platos de moda de chiringos de querer molar.
Aprovechando que no nos escucha nadie. No nos escucha nadie porque esto es un texto escrito, que todo hay que explicarlo. Pues eso, aprovechando que no nos escuchan, que todo un poco fritanga y mucho precocinado. Otro chasco, van cuatro.

Lo mejor de la noche el Gin Fizz, por lo menos para ahogar las penas en esta desilusionante cena que nos prometíamos top tras escuchar mil recomendaciones. Salimos bastante defraudados. Volveremos en otra ocasión a darles la revancha, quizás cuando cambien la carta. Lo que intentan nos mola bastante y días malos los tenemos hasta nosotros.

IMG_20170807_235332

Vinateria El Quinto

Av. Manuel Llaneza, 50,

33207 Gijón, Asturias

Tfno: 633 09 41 68

Puntuación: 5/10

Anuncios