Piramos cole el otro día y nos escapamos hasta Casa Kilo en Quintes para ver si había manera de cepillarnos unas llampares de las que se curran durante el XXIX Festival del afamado molusco.
Kilo es una sidrería muy conocida en la zona. Es raro que no esté hasta la bandera así que es recomendable reservar antes si no te quieres llevar un disgusto. Ubicada justo frente a la iglesia en el desvío hacia Playa España. Tiene aparcamiento, pero mucha gente deja el coche delante del bar en la misma carretera. Entrando ya en el Bar, se puede comer o en la zona de la barra que cuenta con unas cuantas mesas, o en uno de sus comedores, pero como somos de retozar en la grasona, salpicarnos de sidra y marchar para casa con la ropa oliendo a cementerio indio reservamos en el Bar.

IMG_9197
XXIX Festival de la Llampara
IMG_9193
Mesa
Mientras esperábamos por la comida nos pusieron unas aceitunas y algo de chorizo. No sabríamos decir si ya era el hambre o qué, pero estaba buenísimo y no pudimos menos que comerlo a puñados. Nos gustaron hasta los huesos de las aceitunas.
IMG_9204
Aceitunas
IMG_9206
Chorizo
De entradas unas croquetas 11.50€ y unos calamares frescos 14.50€ que no llegaron al aprobado. Una ración abundante, pero las croquetas no sabían absolutamente a nada, la bechamel era un mazacote. Los calamares bien, pero se agradecía demasiado el limón, si hubiese habido un limonero cerca mejor que mejor.
IMG_9207
Croquetas de Ibérico
IMG_9205
Calamares frescos fritos
Luego llegaron las almejas a la marinera 22.50€, lo mejor de la comida. Muy buena calidad, la salsa estaba como para dejar sin pan a todo el concejo. Una ración buena, entre 12 y 15 piezas que aplaudían solas, para nuestro gusto le faltaba solo un pelín de alegría, con un poco de picante le hubiésemos comprado un chalet a la cocinera.
IMG_9208
Almejas a la marinera
Con ganas de más, llego la hora de la verdad, “les LLAMPARES”, que fundamentalmente es a lo que habíamos ido. Después de mucho deliberar decidimos pedirlas guisadas. Hay cosas para las que seguimos siendo muy tradicionales y la verdad es que fue una decepción. A lo mejor otra receta hubiese estado mejor, nunca lo sabremos. En cuanto a la cantidad y la calidad no tuvimos nada que objetar, pero la preparación no fue lo esperado. Se trata de un plato en el que es importante cuidar la elaboración, la salsa es fundamental y para ser sinceros ya las comimos mucho mejor preparadas en cualquier sitio sin necesidad de que se tratara de un festival. Lo dicho, un fiasco.
IMG_9211
Llampares guisadas
Para terminar un poco de dulce y por eso de seguir con lo tradicional nos fuimos al arroz con leche. Pedimos requemado y sin requemar, y estaba bastante bueno, muy cremoso.
IMG_9213
Arroz con leche requemado
Al final tendríamos que ir a la revisión con la profesora para intentar que nos subiera esas décimas para conseguir el aprobado. En esta ocasión, si no llega ser por las almejas, la comida no hubiese llegado al 5. Pero gracias a las almejas, a la atención y el escanciado de la sidra (Sidra Gelo) que fue continuo, pero sin encharcarnos, llegamos al bien.
Volveremos porque creemos que la carta y el producto se merecen una segunda oportunidad para subir nota.
Casa kilo
C/ Cimadevilla, 2, 33300 Quintes-Villaviciosa
Puntuación 6.5/10
IMG_9194
Mesa
IMG_9195
Terraza y merendera
IMG_9196
Casa Kilo
IMG_9203
Carta
IMG_9198
Carta
IMG_9199
Carta
IMG_9200
Carta
IMG_9209
Almejas a la Marinera
IMG_9210
Llampares guisadas
IMG_9212
Arroz con leche sin requemar
Anuncios