Lo típico que un viernes sales de cañas con los colegas y planificas el fin de semana…
– ¿Qué hacemos el finde?
– ¿Vamos al mercado de Cangas de Onís el domingo y comemos por allí?
– Sí ho, y vamos caminando.
– No hay huevos…

Antes de terminar la frase íbamos por Peón. Poco a poco y parando de bar en bar a mirar el GPS llegamos a Benia de Onis. Ahí ya nos dimos cuenta de que igual andábamos un pelín desubicados. Subidos a un árbol intentando coger cobertura conseguimos abrir Tripadvisor para mirar dónde recuperarnos con una buena pitanza. Nos apareció Casa Morán en plena carretera general frente al Hotel María Manuela.
No tiene perdida si vas en coche, si vas caminando recordad cargar el móvil antes de salir de casa.

img_20170129_151618

Da la impresión de que esta cerrado pero no. Tras la puerta viajamos en el tiempo a la época en que nuestros abuelos iban al baile. Un señor muy amable nos pasa al comedor y nos sienta en una mesa amplia para cuatro. La decoración del primer capítulo de “Cuéntame” nos hizo sentir como en casa.

img_20170129_142551

Sin tiempo a sentarnos, sale una señora de una puerta y nos dice de primero fabada, pote o arroz. Nos pilla un poco en fuera de juego pero por aclamación popular fabada, y de beber vino con casera que venimos secos. Sin pasar ni un minuto ya lo teníamos todo en la mesa, ración muy abundante, con buen producto y bien de compango, suficiente para repetir un par de veces. Decir que estaba buena aunque las hemos comido mejores.

img_20170129_142818

Vuelve a salir la señora y que de segundo callos, bacalao, ternera o cordero. Empezamos a hacer la ola. Pedimos un poco de todo, de algo había que morir y no sabíamos escoger de qué.

Los callos muy bien aunque les echamos en falta un punto picante. El bacalao rebozado y frito con una salsa de tomate como para quedar tonto mojando pan. La ternera con mucho sabor y muy tierna.

Otra vez la señora que sale por la puerta, nosotros acojonados a ver que iba a decir.

– De postre arroz con leche, milhojas o flan.
– Pues mucho arroz con leche y milhojas por cambiar algo el sabor.

El arroz con leche para premio, sin requemar y con un bote de canela en la mesa. Antes de ver el bote lo habíamos liquidado, exquisito. Las milhojas sin nada que comentar, de haberlo sabido hubiéramos pedido otras once o doce raciones de arroz.

No le quitábamos ojo a la puerta por si acaso, salimos de allí como el Dioni. En una que nos despistábamos teníamos a la señora al pie de la mesa, 12€ por persona. Nos levantamos abrazarla muy fuerte y de paso a mirar qué había detrás de esa puerta que nos tenia tan intrigados.

– ¿Y ahora cómo volvemos?

Antes de terminar la pregunta, ya teníamos amordazado al de “no hay huevos“, que nos conocemos. Con lo que ahorramos en la comida pillamos un taxi.

img_20170129_143018
Vino con casera, mucha casera
img_20170129_151233
Terraza y comedor exterior
img_20170129_145730
Arroz con leche “Pecado”

Casa Moran
7,5/10
Benia de Onís, s/n, 33556 Benia de Onís, Asturias

Teléfono: 985 84 40 06

Anuncios