Cualquier disculpa es buena para juntarse alrededor de buenos amigos y nosotros en pos de no bajar la guardia, nos hemos asociado con Tebas y el periódico Marca para hacer de un juego, el motivo suficiente para dar rienda suelta a lo que venimos llamando en Asturias desde hace años pillar una fartura, eso sí esta vez con mantel de tela y copas de cristal de bohemia.

Como en toda cita que se precie hay que ponerse un poco curioso y pintar el ojo, así que nosotros lo hemos hecho a nuestra manera, y previendo la plaza en la que íbamos a torear, decidimos ir a pintarnos y vestirnos a Coalla Gourmet. Otro día os hablaremos de este local de Gijón, que tiene para hablar largo y tendido. Hoy solamente unas pinceladas.
Como reza la canción de Mecano mucha niña sola pero ninguna sola…luces….lo pasaré bien… Pues aquí mucha botella sola con luces para hacerla más visible, y pasárselo bien ya es cosa nuestra.
Un poco de aquí un poco de allí un poco de más allá… conclusión: probamos un poco mucho de todo, para salir no sé si guapos o no, pero al menos preparados para dirigirnos a la fartura en V. Crespo.

LLegamos a V. Crespo y nos agolpamos en la pequeña barra de la entrada donde se recibe a los comensales. Como en este caso se trataba de un grupo numeroso tomamos la barra al completo. Se nos recibe con el protocolario “Buenas noches señores” mientras llega a recibirnos el estandarte del restaurante en la actualidad Marcos Crespo, hijo de Don Vicente Crespo impulsor del negocio y que ahora se ha establecido en la zona de la Guía con el Restaurante BöMarzo, del cual ya os hicimos una entrada hace tiempo. La podéis leer aquí.

Tomamos algo en la barra y rápidamente nos sentamos. Las tripas empezaban a hacer ruidos extraños, más hambre que el perro del afilador.
Una vez ubicados en el terreno de juego (no es fácil todos queríamos ser titulares) se nos presenta la carta, un poco cambiada respecto de anteriores visitas, platos nuevos pero siguiendo la línea del restaurante. Carnes, pescados y arroces principalmente. Indicar que normalmente tienen alguna cosa de temporada fuera de carta y que pedirlo suele resultar como meter un golazo por toda la escuadra, todo una cierto.

2

Al final entre todos decidimos picar algo de entrada para luego cada comensal pedir un plato.

Marcos es la persona encargada de tomar la comanda y asesorar en todo momento sobre las raciones y platos. Algo que es de agradecer porque muchas veces pasa lo de tener más “güeyu que butiellu” y entre 12 que éramos podéis imaginaros que la cosa estaba complicada de acertar.

Para que la espera no fuera demasiado larga, fuimos entreteniendo el estómago con un poco de pan con aceite y una crema de guisantes caliente y servida de modo individual.

img_9600

Para picar escogimos 3 tortillas de bacalao por recomendación de la casa y 3 de calamares frescos.

Los calamares bien presentados, pero para la mayoría un poco sosos, normalmente estas cosas suelen ocurrir cuando la mercancía es fresca. Aquí vamos a ser un poco más rácanos y le damos un 6/10 de nota.

img_9601
Calamares Frescos

El entrante cortesía de la casa correcto sin mucho más que añadir al respecto y en cuanto a los escogidos por nosotros  comentar que la tortilla estaba jugosa, bien de sal…… para los que nos gusta el huevo un poco crudo perfecta y para los que no les gusta tanto, decir que el hambre perdona todo y nadie rechistó (8/10 de nota).

img_9603
Tortilla de Bacalao

En cuanto al vino decidimos tomar de 2 denominaciones: Ribera del Duero (Cruz de Alba crianza 2012) y Vino de la tierra de Mallorca (ÁN/2 del 2011)

Ambos vinos fueron catados por los allí presentes notando matices distintos entre ambos, desde un vino un poco más afrutado en el caso del Cruz de Alba, a un vino un poco más complejo, con mayor variedad de uva en el caso del Ànima Negra.

Les damos de nota un 8/10 a ambos , aunque la mayoría se decantaron por el Ribera.

Como platos principales escogimos…..

img_9810
Cocochas de bacalao
3
Rodaballo
img_9806
Cola de Pixin a la parrilla
img_9808
Solomillo de ternera con foie
img_9607
Manos de Cerdo con migas de bacalao
img_9809
Medallones de Venao

Dejamos aquí alguna muestra de la presentación de los mismos, la verdad que sin muchas florituras la puesta en escena está que restalla.

Respecto a la valoración de los platos principales y saltándonos el tópico de ¿tú qué eres más de carne o de pescado? nos dejamos de remilgos para, al final montarnos nuestra mesa redonda donde todos probamos de todo. El resultado de sobresaliente 9/10 de nota. Destacaríamos por encima de todo por lo sorprendente las manos de cerdo con langostinos y migas de bacalao. Además de exquisitas nos fliparon fuertemente por lo novedoso del invento. La moda del tierra y mar como ya os hemos comentado en alguna otra ocasión nos parece un acierto.

Después de tanto ajetreo de dame un poco, déjame probar, está tiernísimo, muy jugoso, no me metas el codo en el plato, sácame el tenedor del ojo, eso no me lo dices en la calle, ¿que es que aquí no se repite?… había que bajar la temperatura y nada mejor que unas bolas surtidas de helado casero, cojonudo 8/10 de nota.

A partir de aquí, el partido que seguía animado tope enfocaba su recta final El descuento. La de los cafés, copas y sobre todo la parte de la “dolorosa”.

Cafés y Copas de primeras marcas fuimos invitados por la casa, todo un detalle que cada vez se estila menos en los tiempos que corren y todos sabemos lo que te salpican por ahí por un triste Seagram´s tónica. Presentación en copa tipo balón, correcta y tan de moda desde que a la ginebra con tónica de toda la vida se le pasó a llamar Gin Tonic. Qué felices vivíamos cuando no había más que Larios.

V. Crespo es un restaurante elegante, con muy buena atención, céntrico, al lado de la antigua sede de Hacienda en la calle periodista Adeflor de Gijón, renovado en su interior recientemente y enfocado tanto para comidas de empresa, amigos y pareja principalmente.

Precio medio por persona entre 40 / 45€ si vas a tutiplen, pero que mirando un poco y sin ser un salvaje como nosotros seguramente se puede ajustar a 25 / 30€.

Por poner alguna tacha, indicar que los baños no son demasiado amplios y que pensando en personas con movilidad reducida se podrían mejorar.

Puntuación 9/10.

Restaurante V. Crespo 

Calle del Periodista Adeflor, 3, 33205 Gijón, Asturias

Teléfono: 985 34 74 88

Anuncios