Una tarde noche de lunes en agosto. Tras un paseín por el acogedor barrio de Santa Catalina, pegado al Paseo Marítimo de Palma, nos entró un hambre atroz cosa mala. Nosotros que comemos menos que Letizia Ortiz en el McDonalds nos vimos buscando sitio para cenar. Suerte que precisamente en ese barrio cosmopolita proliferan gastrobares de nueva cocina y restaurantes de diferentes partes del mundo, cocina griega, peruana, india, thai, americana. Combinando lo que íbamos viendo con Tripadvisor, nuestra herramienta preferida, hasta que un pequeño restaurante nos llamó fuerte la atención. Al acercarnos nos sorprendió que un lunes estuviera más lleno que Primark en rebajas. Echar un vistazo a la carta, elevó exponencialmente nuestras ansias, otro vistazo rápido a Tripadvisor y decidido “Padentro”. Una frustración gigante al enterarnos de que no había mesa. Desanimados como niños el día que les dicen que los Reyes Magos son los padres improvisamos algo, pero dejamos reservado para otra ocasión.
Y aquí llegamos al punto de comentar la grata experiencia que disfrutamos el siguiente día, decir que en esta ocasión estábamos acompañados por unos amigos londineses que viven rodeados de restaurantes de cocina thailandesa de calidad. Así que nos asesoraron con mesura y tino, que son dos palabras que no sabemos qué significan pero en este punto de la entrada quedan muy bien.

Entrada del Koh
Interior del Restaurante

Para empezar hacer un inciso y decir que el trato desde que pusimos un pie dentro fue exquisito.

Tras pedir consejo sobre las cantidades y demás, nos decidimos por pedir varios platos para compartir.
A modo de entrantes pedimos los siguientes platos:
Secreto Ibérico caramelizado, arroz tostado y pomelo rojo, precio 7,5€, cítricos, dulces y salados en cada bocado, sublime.

Wontons de ternera paneng, sésamo y soja, precio 6,5€, realmente exquisitos, también con matices especiados.

Dumplings de cangrejo y langostinos, soja, jengibre y cebollino, precio 8€, sin duda el mejor de los entrantes y ya era difícil superar lo anterior, las miradas de placer que nos cruzábamos en cada bocado lo decían todo.

Como principales pedimos otros tres platos a compartir, acompañado por arroz basmati de guarnición, del arroz poco que decir, perfecto de punto de cocción:

Curry Rendang, carrilleras de ternera, coco tostado, precio 14,50€, quizá fue el plato que menos sorprendieran, pero estaba perfecto, la carne se deshacía en la boca.

Fideos Pad Thai, langostinos, tamarindo y cacahuete, precio 13,50€, el mejor pad thai que hemos probado hasta la fecha, difícil de mejorar, un comentario en Tripadvisor que decía que habían vuelto a Thailandia tras probar este plato y no podemos estar más de acuerdo.

Curry rojo de pato, confit de pato y ciruelas, precio 14,50€, esto estaba “pa que te pingue el mocu“, difícil describir lo buenísimo que estaba, el pato como mantequilla, el curry suave y ligeramente picante… de 10

Para beber tomamos agua y vino tinto Lopez de Haro Crianza, precio correcto de 14,5€

Para rematar dos postres de los que nos resulta difícil decidir cual estuvo mejor, pero nos quedaríamos con el segundo por la originalidad y mixtura:

Mousse de Pandan, crumble de coco y carambola, precio 5,5€:

Ganache de chocolate blanco y chili, nugatine de anacardos y parfait de chocolate blanco, precio 6,5€:

La dolorosa por este homenaje fue exactamente 100€ euros, relación calidad precio 10/10.

Puntuación total: 8,5/10

Restaurante KOH

Carrer de servet 15, barrio de Santa Catalina, Palma de Mallorca

Teléfono: 971287039

Horario: (solo cenas) de 19 a 23h de lunes a sábado.

Anuncios