De nuestros sitios preferidos en Gijón. Es difícil, por no decir imposible, quedar insatisfecho pidas lo que pidas. Cocinona tradicional con productos caseros regada toda ella con sidra de elaboración propia que, no siendo espectacular, se deja beber y acompaña cojonudamente las comidas y cenas.

Casa Segundo se encuentra en un lugar privilegiado a escasos metros del Jardín Botánico Atlántico y con vistas desde su merendero de la Universidad Laboral. Si sois amantes del senderismo es muy fácil llegar caminando desde Gijón siguiendo la ruta del río Peñafrancia. Cuenta con aparcamiento y un pequeño merendero con mesas de madera que hace de los meses de verano un lugar ideal para disfrutar de la gastronomía asturiana rodeado de manzanos.

descarga

En invierno solo abre viernes noche, sábados, domingos, fiestas y vísperas. Cuando llega el buen tiempo abre todos los días de la semana tanto para comer como para cenar. Lo de que “llega el buen tiempo” teniendo en cuenta que esto es Asturias entenderéis que es una forma de hablar, el año pasado estuvo lloviendo 437 días seguidos. Imprescindible reservar, casi siempre está lleno y si tienes pensado ir al merendero también imprescindible llevar Katiuskas y paraguas. Una Semana Santa de hace 12 años la gente subía en piragua.

Avisamos por teléfono de que íbamos a acercarnos 12 personas a cenar el sábado. El bar estaba hasta la bandera. Entre que llegábamos todos y no nos tomamos unos culetes en la barra. Teniendo en cuenta que subimos a cenar a las 11 de la mañana os podéis imaginar el panorama a las nueve cuando empezamos a pensar en sentarnos. En la barra te escancian la sidra, en la mesa te las tienes que apañar con un tapón de esos de plasticuzo que echan la sidra como un grifo estropeado. No nos gusta ni un poco el tapón ese, vamos camino de volver a beber la sidra a morro como hacíamos cuando no molábamos fuerte.

Pedimos dos chorizos a la sidra, dos tortillas de patatas de cuatro raciones, dos raciones de hígado al ajillo, dos ensaladas, pollo al ajillo y croquetas, con estas raciones cenamos todos y quedamos como doce pegollos. Para bajar a Gijón tuvimos que llamar a Obelix.

Los chorizos a la sidra (3.50€) les salieron de manual, como para abrir un par de bollos de pan y meterlos dentro. Ni un sabor muy fuerte, ni mucha grasa.

La tortilla de patatas (3.00€/ración) es una de sus especialidades, siempre en su punto y solicitada por casi todas las mesas, esponjosa, jugosa y templada. Un plato que solo sirven de tarde y de noche. Para comer no, que no será la primera ni la última vez que subimos al medio día con la ilusión de metérnosla entre pecho y espalda y nos quedamos con las ganas.

Si no sois muy tiquismiquis y coméis hígado estamos hablando de uno de los mejores sitios dónde  os lo podéis apretar. El hígado al ajillo (8.50€). Ración muy abundante acompañada de patatas fritas de cazo, de las que si habéis leído otras entradas sabéis que somos fans. El ajo picado muy menudo hace que el plato resulte espectacular. Es recomendable reservar un par de barras de pan para cuando llegue poder mojar a lo gocho directamente en la fuente. Esto último es solo una recomendación, si sois muy finos y cogéis el vaso con el meñique estirado podéis olvidaros de ello, no pasa nada.

Las croquetas (7.50€) están  buenas, caseras y con bastante jamón. Una ración muy abundante de doce unidades.

IMG_8225

El pollo al ajillo (8.50€), aunque no es una de nuestras debilidades, esta bien frito y siempre acompañado de esas ricas patatas.
Las ensaladas (4.00€) a pesar de ser sencillas están potentes, hechas con productos de su huerta y aliñadas con el vinagre de sidra. Da gusto encontrar una ensalada que esté buenac con solo lechuga, tomate y cebolla, estamos un poco cansados de inventos con gaseosa, queso de cabra, flores, vinagre de nosedonde y trozos de cosas inidentificables.
IMG_8226
Pero si buena es la comida mejor es el trato que te dan Jesús y Jose, padre e hijo (hijo y nieto de Segundo) y sus camareros, que te hacen sentir como en casa, solo faltaría que dejasen estar en zapatillas, calzoncillos y la camiseta publicidad esa roñosa de hace 20 años.
Otros platos de interés en Casa Segundo y que en otra ocasión os desgranaremos son:
-La fabada asturiana. Buenas fabas y mejor compango de matanza propia que hace el deleite de los comensales. Los fines de semana la gente se acerca con sus potas y tuppers para llevar a casa.
-Pote asturiano. No lo tienen siempre aunque en invierno es habitual.
-Menestra de verduras, en cuanto empieza a verse el sol de vez en cuando. Que a lo mejor este año estáis pensando en poneros de tipo fino como estamos nosotros.
-También puedes probar sus carnes asadas o guisadas (esta última a nosotros especialmente nos encanta).
– O el cordero guisado que es otro de los platos más reclamados.
– Y finalmente, para los fans de los platos de la abuela, sus patatas con huevos y chorizo o jamón. Todo light.
También tiene variedad en postres caseros, mención especial merece el arroz con leche.
Otras cosas a mencionar, es que en el merendero no sirven, tienes que pedir tú en la barra y pasado un rato ir a recoger el pedido que te sirven en bandejas. Aun así merece la pena. En definitiva su Calidad-Cantidad-Precio roza el sobresaliente.
Puntuación 8.5/10.
Casa Segundo
Camino de Las Quintas 231
Cabueñes – Cefontes – Gijón
985333632
Casa Segundo
IMG_8218
Carta
IMG_8220
Sidra Natural Casa Segundo

Barra

Interior
Mesa

Chorizo a la sidra

IMG_8223
Croquetas
Higado al ajillo
IMG_8227
Tortilla de Patata – 4 racione
IMG_8221
Pollo al Ajillo
Anuncios