Si buscas en Google la palabra “Chigre”, seguramente encuentres menciones y fotos del Bar Obaya.

Bar Obaya se presenta como el auténtico bar de barrio. Regentado por un matrimonio de hosteleros de esos que te hacen sentir como en casa, él detrás de la barra y ella en la cocina. No queremos decir que en nuestra casa sea así, pero bueno, que es así cómo lo llevan ellos. No queremos que se nos enfade nadie 😉

Medio escondido entre las naves del polígono industrial de Tremañes es de esos sitios que te camelan para que te conviertas en un cliente asiduo,  encontrarás siempre las mismas caras tomando una pinta vino y arreglando el país entre voces y susurros. Siempre visitado por este tipo de gente que ya forma parte de la decoración del bar. Si te gusta ese ambiente este es tu sitio. Al final tú también serás parte del Obaya. 

Al mediodía lleno de gente que se arremolina para comer el Menú (9€). Un menú que diariamente consta de dos platos, postre, pan, bebida y café. Un plato del día para currantes con su bien de calorías. Somos muy fans.

En esta ocasión dos adultos con dos niñas pedimos dos menús y un filete con patatas para ellas. De primer plato a escoger entre sopa de cocido o arroz con pollo, costillas y salchichas. De segundo chicharros o lenguado frito y huevos cocidos en salsa de carne picada y tomate.

Nos decantamos por el arroz, una ración muy bien cocinada. Un arroz en su punto, sin colorante alimentario sino con unas hebras de azafrán. Nos recordó al que hace nuestra tía, con muchos trozos de costilla, mucho pollo, muchas salchichas y mucho de todo. Pensad que vosotros seguramente también tenéis una tía que hace arroz y qué arroz más rico hacen las tías. La ración era tan abundante que los dos adultos repetimos, les servimos un plato más pequeño a las niñas y todavía sobró para dar de comer a un equipo neozelandés de rugby.

IMG_7790

De segundo chicharros fritos, una ración de 8 chicharrazos súper frescos, se les salían los lomos solos como diría mi pescadera, y los huevos cocidos con la salsa de carne picada y tomate con unas patatas fritas, la salsa estaba riquísima, totalmente casera y las patatas fritas cortadas al estilo panadera y fritas en cazo, que es muy de agradecer porque cada vez se ve menos. No nos cansaremos de luchar en nuestra cruzada contra de patatas congeladas.

El filete con patatas, para las niñas nos vino dividido ya en dos platos  para mayor comodidad, muy tierno y jugoso. Nos cobraron por el filete con patatas mas dos botellas de agua y dos postres 8€.

Esperamos que os guste el vino con Casera. A nosotros nos parece un refresco de molar fuerte. Lo decimos porque el vino que acompaña el menú es un vino peleón de esos que si no lo engrasas con un refresco no lo tomas. Siempre puedes pedir algo de fuera del menú pero tampoco es que la carta sea excesiva.

A parte de los menús también puedes ir a comer a la carta, por llamarlo de alguna manera. Lo mejor dejarte aconsejar por la dueña y comer lo que ella te diga. Todo muy rico y muy abundante. Cocinado tradicionalmente, con raciones baratas, como calamares en su tinta con patatas fritas, tortilla de patata, carne guisada, parrochas, bocartes, fritos de bacalao o merluza …

Lo que esta claro es que no esperes sentarte en una mesa de película romántica, con buenos cubiertos, con vistas y que todo vaya a ser perfecto, aquí lo que importa es el COMER BIEN y un trato FAMILIAR, todo un acierto.

Puntuación 7/10.
 
Bar Obaya
Calle Los Pinos, 3
33211 Tremañes – Gijón 
985321012
IMG_7783
Exterior del Bar
IMG_7784
Cartel Bar Obaya
IMG_7786
Mesa
IMG_7788
Interior del Bar
IMG_7789
Vino con Casera

 

IMG_7791
Arroz con Pollo, Costillas y Salchichas
IMG_7792
Filete con Patatas
IMG_7793
Huevos cocidos con salsa de carne picada y tomate
IMG_7794
Chicharros
IMG_7795
Tarta Helada
Anuncios